¿QUÉ HAY QUE HACER PARA PONER UNA TIENDA?

Esta es una pregunta que me hacen muy a menudo. Yo les digo: Mira lo primero es tener ilusión, ganas, “arte” y ser muy constante. Todas las cosas hay que hacerlas con esperanza. Hay que ilusionarse por las cosas que la vida nos ofrece.

Yo me ilusiono lo mismo  por hacer un viaje, que por estrenar unos  zapatos. Los sueños -si quieres- se hacen realidad.

Y tener muchas ganas de crear, de  materializar esa idea, ese sueño, ese pensamiento; sin cansarte.

 También  hay que tener “arte” –como decimos en Andalucía-  para crear, para hacer realidad tu idea, para ser tú mismo y confiar en ti.

Y también creo que es muy importante la constancia. Ser constante en la vida es una gran  virtud. Yo no soy ni más, ni menos listo,  pero soy constante y ese es el triunfo.

Lo importante no es estar en la cima, sino llegar. Lo que ocurre es  que para llegar, hay que sudar, luchar, escalar, siempre mirando hacia arriba y cuando ya has llegado, te sientes triunfador, contento, optimista, porque por tu esfuerzo y dedicación, estás en la cima (tu cima). 

ES QUE NO SE SI VOY A TENER SUERTE

Mira, la suerte no viene sola, la suerte hay que buscarla, hay que trabajarla, pero nunca lo sabrás si no te decides a poner tu tienda. Yo cuando voy a ver a mi equipo, sé que va a ganar. Voy al campo porque estoy seguro que va a meter muchos goles y si pierde digo: ¡El domingo que viene seguro que gana!

Yo he sido dependiente de mis tiendas, he sido repartidor de mi almacén. Recuerdo  cuando iba a repartir las notas de mis clientes, a veces me daban “un duro” de propina, -sin saber que yo era el dueño- yo lo aceptaba y les daba las gracias.

Mi experiencia -empezando desde abajo-, es lo que me da las fuerzas para seguir trabajando y luchando en este mundo tan fantástico del comercio. 

SIEMPRE HE TENIDO GANAS DE PONER UNA TIENDA

Son muchos clientes los que me dicen eso: -Y ahora que los niños están mayores, me he decidido- ¡Pues adelante! Decídete, lánzate porque  nunca es tarde si la dicha es buena.

Con todas estas cosas, estoy seguro que triunfarás, pero nunca lo sabrás, si no la abres. El que no se embarca no se marea, quien no arriesga no gana. El mundo, la vida es de los valientes. Pues ¡se valiente! y pon tu tienda, no te quedes con esa gana. Con esa ilusión y poniendo tu “arte” seguro que triunfas.

Nuestro triunfo es por la experiencia, por la profesionalidad, por la honradez y sobre todo por todos mis trabajadores que han contribuido a que esta empresa lleve ya 40 años, al pie del cañón.

Antonio Navarro, Gerente de Almacenes Silvia